42. Jesús de la Pasión, el Cirineo en el Viacrucis y la Porta Fidei (I)


_ArchivodePasiondeFranciscoNavarroDSC1100En anteriores entradas os he mostrado mi alegría y mi opinión sobre la elección de Pasión para representar en el Viacrucis Extraordinario de 2013 la VIII Estación: El Señor es acompañado por el Cirineo. En este y en sucesivos artículos, es mi intención el meditar sobre ello a la luz del Porta Fidei (Carta Apostólica en la que Benedidcto XVI convoca este Año de la Fe).

Empecemos con su punto I: “La puerta de la fe» (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida… Profesar la fe en la Trinidad –Padre, Hijo y Espíritu Santo– equivale a creer en un solo Dios que es Amor (cf. 1 Jn 4, 8)…”

Conozcamos, entonces, qué es lo que dice el Evangelio sobre Simón de Cirene; de quien meditaremos cuando lo veamos, acompañando a Jesús de la Pasión,  representado en su escultura labrada por Sebastián Santos (o, como incomprensiblemente podría ocurrir, sin que le acompañe):

Y obligaron a uno que pasaba,*
a Simón de Cirene, que volvía del campo,
el padre de Alejandro y de Rufo,
a que llevara su cruz.
Le conducen al lugar del Gólgota,
que quiere decir: Calvario” (San Marcos. 15, 21-22)

Benedicto XVI meditaba así en El encuentro con el mundo del sufrimiento en Yaundé (Camerún) en 2009 : Ante la presencia de sufrimientos atroces, nos sentimos desarmados y no encontramos las palabras adecuadas. Ante un hermano o hermana sumido en el misterio de la Cruz, el silencio respetuoso y compasivo, nuestra presencia apoyada por la oración, una mirada, una sonrisa, pueden valer más que tantos razonamientos. Un pequeño grupo de hombres y mujeres vivió esta experiencia, entre ellos la Virgen María y el Apóstol Juan, que siguieron a Jesús hasta el culmen de su sufrimiento en su pasión y muerte en la cruz. Entre ellos, nos dice el Evangelio, había un africano, Simón de Cirene. A él le encargaron ayudar a Jesús a llevar su cruz en el camino del Gólgota. Este hombre, aunque involuntariamente, ha ayudado al Hombre de dolores, abandonado por todos y entregado a una violencia ciega… Simón de Cirene no podía saber que tenía ante sí a su Salvador. Fue «reclutado» para ayudar (cf. Mc 15,21); se vio obligado, forzado a hacerlo. Es difícil aceptar llevar la cruz de otro. Sólo después de la resurrección pudo entender lo que había hecho. Así sucede con cada uno de nosotros, hermanos y hermanas: en la cúspide de la desesperación, de la rebelión, Cristo nos propone su presencia amorosa, aunque cueste entender que Él está a nuestro lado. Sólo la victoria final del Señor nos revelará el sentido definitivo de nuestras pruebas.

———————-

* Quicumque te angariaverit. Esta expresión está tomada del derecho romano, por el que se hallaba entonces administrada la Palestina. El requerimiento del magistrado romano no admitía dilación ni excusa. Se requería al viajero, al extranjero, al pasajero para un servicio público, o simplemente por capricho de una autoridad. Y era forzoso someterse. Un requerimiento de esta clase valió a Simón de Cirene el honor de participar con Cristo del peso de la cruz redentora. Darras-Historia de Nuestro Señor Jesucristo – La Octava de la Resurrección.

P.D. Como todos sabéis, la presencia de los pasos en la Catedral durante el Viacrucis extraordinario por el Año de la Fe se suspendió por la amenaza de lluvia. De igual forma sabréis que la Junta de Gobierno no consideró la oportunidad de que a NPJ de la Pasión le acompañase el cirineo y que sí le paració bien que hubiese un cráneo a los pies del Señor.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
©ArchivodePasiondeFranciscoNavarro_DSC4090-1

Jesús de la Pasión en el Viacrucis 2013: un símbolo necesario

cirineo

Nuestro Padre Jesús de la Pasión acompañado por el Cirineo (1846)

©ArchivodePasiondeFranciscoNavarro_DSC4089

Respuesta a Javier Criado sobre su artículo sobre el Viacrucis, Pasión y el Cirineo

Grabado de Nuestro Padre Jesús de la Psiín de 1747

Grabado de Nuestro Padre Jesús de la Pasión (1747)

Anuncios

Acerca de maratania

Compaginamos la edición de libros con servicios editoriales y de diseño a empresas, fundaciones y administraciones públicas. La calidad de nuestros textos, fotografías, gráficos, diseño, maquetación, impresión, encuadernación y transporte garantiza las más exigentes necesidades de nuestros clientes. Estamos en Sebastián Elcano, 6B, local dcha. 41011, Sevilla. Para contactar con Maratania, por favor, envíenos un correo a maratania@maratania.es o llámenos al 626680793.
Esta entrada fue publicada en Archicofradía del Santísimo Sacramento, Jueves Santo, Semana Santa, Sevilla, Tomo I y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.