35. Respuesta a Javier Criado sobre su artículo sobre el Viacrucis, Pasión y el Cirineo

©ArchivodePasiondeFranciscoNavarro_DSC4089Estimado Javier, he leído tu artículo en ABC, “Pasión en el Vía crucis”, y, como hermano de Pasión, he visto necesario darle humilde y amable respuesta. Comentas la alegría de que nuestra sagrada imagen haya sido elegida para participar en el Víacrucis y la comparto. ¿Qué mejor que su rostro para mostrarnos el dulce amor de Cristo cargando con la cruz de nuestra salvación? Continúas luego con la exposición de los preámbulos de la decisión del Consejo y recuerdas el sufrimiento que, para muchos, ha supuesto la decisión de no acompañar con el Cirineo al Señor de Pasión en la salida penitencial del Jueves Santo. Bien sabes como mi padre, Francisco Navarro Sánchez del Campo, ex hermano mayor de Pasión, fue quien con más dolor lo soportó y el que con más perdón y mansedumbre respondió. Comparto contigo que la decisión del Consejo abre las heridas que el debate produjo pero no comparto que no debamos, como tú dices, “tocar este tema”, puesto que esto ya es imposible. Creo que debemos entrar en el fondo del asunto.

La hermandad de Pasión es completamente libre de decidir como procesiona en Semana Santa, incluso cambiar el momento de la Pasión que se representa; somos ejemplo de ello. Pero es que no estamos hablando de nuestra estación de penitencia. Se nos ha invitado, por razones obvias, a participar en el Vía crucis representando la VIII Estación:”El Señor es acompañado por el Cirineo”. Y, por supuesto, somos libres de representar esa estación como consideremos oportuno pero resulta poco comprensible que nos neguemos a acompañar al Señor con el Cirineo para que el simulacro al que se nos invita sea perfecto. Siempre es preferible hacer las cosas mejor que peor, completas que incompletas, coherentemente que incoherentemente. Si la VIII estación nos llama a meditar sobre la compañía del Cirineo al Señor y si la hermandad posee una imagen de éste de excelente factura, lo apropiado es que la use y no la niegue por no querer “tocar el tema”.

Dicho esto, en cualquier caso, la tradición de Nuestro Padre Jesús de la Pasión acompañado del Cirineo es tan primitiva y tan enraizada en nuestra memoria que lo que simboliza estará presente de una manera u otra: ¿no te parece una gran metáfora que Nuestro Padre Jesús de la Pasión sin el cirineo represente a Jesús abandonado por todos los cristianos que ya no cogen la cruz y lo siguen y que, por el contrario, la vuelta del cirineo sería signo del necesario retorno de los cristianos a seguir al Cristo que es Pan, que es Vida, que es Verdad que nos hace libres?.

Así que, humildemente te lo pido, si es que llegas a leer este mensaje: “toca el tema”. No puedo otra cosa sino creer que Jesús de la Pasión con su Cirineo sería el símbolo más adecuado en el Viacrucis extraordinario que vamos a celebrar con motivo del Año de la Fe,el cual es “una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo”(Porta Fidei, 6). Invitación que, de ser aceptada, nos transformaría a cada uno de sus devotos seguidores, entonces sí, en verdaderos cirineos de Nuestro Padre Jesús de la Pasión.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .